Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology 2019: Avances en el tratamiento contra el cáncer de próstata metastásico y el cáncer pancreático, factores de supervivencia del mieloma múltiple y efectos de la ACA en la atención del cáncer


El tema de la Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology 2019 es atender a cada paciente, aprender de cada paciente. Durante el año pasado, la presidenta de la American Society of Clinical Oncology Monica M. Bertagnolli, MD, FACS, FASCO, ha visitado a los grupos locales en los Estados Unidos para conocer lo que los pacientes y médicos experimentan realmente cuando reciben y proporcionan atención para el cáncer. Como escribe en el reporte en inglés de este año de Clinical Cancer Advances, “Los avances en el tratamiento contra el cáncer son tan buenos como lo es la capacidad de los pacientes para acceder a ellos”.share on twitter La Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology de este año logra el equilibrio en el tema de la Dra. Bertagnolli, llevar noticias de investigación de última hora al público y explorar las maneras en las que el acceso a la atención del cáncer puede mejorarse para los pacientes. 

Más de 32,000 profesionales oncológicos de todo el mundo se congregan en la Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology en Chicago, donde se presentan y debaten las últimas investigaciones en el tratamiento del cáncer y la atención del paciente. Conozca más sobre la investigación publicada hoy:

  • Enzalutamida prolonga la vida de hombres con cáncer de próstata metastásico.

  • La terapia de mantenimiento con olaparib retrasa el crecimiento del cáncer pancreático metastásico con mutaciones del BRCA.

  • Los ingresos, el tipo de seguro de salud y el lugar de tratamiento afectan al tiempo que viven las personas con mieloma múltiple.

  • La ACA produjo diagnósticos más tempranos y tratamiento contra el cáncer de ovarios.

  • La expansión de Medicaid permitió el tratamiento oportuno del cáncer y mejoró la igualdad racial de la atención.

Mire un video educativo en inglés para pacientes donde la Dra. Bertagnolli explica cómo la Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology cambia la vida de los pacientes.

Enzalutamida prolonga la vida de hombres con cáncer de próstata metastásico

Un ensayo clínico de fase III llamado ENZAMET descubrió que la combinación de enzalutamida (Xtandi) y el tratamiento estándar inicial contra el cáncer de próstata metastásico sensible a hormonas puede ayudar a que los hombres vivan más tiempo en comparación con otros tratamientos similares. Enzalutamida es un tipo de medicamento llamado antiandrógeno no esteroide (Non-Steroidal Anti-Androgen, NSAA) que actualmente está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU. como un tratamiento contra el cáncer de próstata.

El tratamiento estándar inicial contra el cáncer de próstata metastásico sensible a hormonas es un tipo de terapia hormonal llamada terapia de privación androgénica (Androgen Deprivation Therapy, ADT). Este tipo de cáncer de próstata utiliza hormonas sexuales masculinas llamadas andrógenos para crecer. El andrógeno más común es la testosterona. Reducir los niveles de andrógenos con ADT puede ayudar a retrasar el crecimiento del cáncer. La ADT puede incluir una cirugía para extirpar los testículos o una inyección que reduce los niveles de andrógeno. Algunos hombres pueden recibir un tratamiento adicional, como quimioterapia con docetaxel (Taxotere) u otro tipo de terapia hormonal llamada acetato de abiraterona (Zytiga).

Como parte de este estudio clínico, los 1,125 participantes recibieron una inyección que reduce los niveles de testosterona y una píldora diaria de enzalutamida o de uno de otros tres NSAA. Estos otros NSAA incluyen la bicalutamida (Casodex), la nilutamida (Nilandron) y la flutamida (Eulexin). Además, 503 hombres recibieron docetaxel.

En general, los investigadores descubrieron que el 80 % de los hombres que recibieron enzalutamida estaban vivos después de 3 años, en comparación con el 72 % de los hombres que recibieron otro NSAA. Después de 3 años, también descubrieron lo siguiente:

  • Entre los hombres cuyas exploraciones por imágenes mostraron una mayor cantidad de cáncer, el 71 % de los que recibieron enzalutamida estaban vivos en comparación con el 64 % de los que recibieron otro NSAA.

  • Entre los hombres cuyas exploraciones por imágenes mostraron una menor cantidad de enfermedad, el 90 % de los que recibieron enzalutamida estaban vivos en comparación con el 82 % de los que recibieron otro NSAA.

  • Los hombres que recibieron enzalutamida sin docetaxel tenían mayores probabilidades de estar vivos que los que recibieron cualquier otro tratamiento en el estudio. Por ejemplo, el 83 % de estos hombres estaban vivos después de 3 años en comparación con el 70 % de los que recibieron otro NSAA sin docetaxel.

  • El 64 % de los hombres todavía tomaba enzalutamida, mientras que solo el 36 % todavía tomaba otro NSAA.

Más hombres que tomaban enzalutamida tuvieron efectos secundarios graves en comparación con los que tomaban otro NSAA (42 % en comparación con el 34 %). Los efectos secundarios de los NSAA pueden incluir dolor de cabeza, confusión, pérdida de la visión y convulsiones.

¿Qué significa esto? Agregar enzalutamida al tratamiento estándar es una alternativa nueva y eficaz a la quimioterapia con docetaxel para muchos hombres con cáncer de próstata metastásico sensible a hormonas.share on twitter

“Actualmente, los médicos y pacientes con cáncer de próstata tienen una nueva opción de tratamiento con enzalutamida, y esto es de especial importancia para los hombres que no toleran la quimioterapia y tienen una menor carga de la enfermedad según las exploraciones por imágenes”.

—  copresidente del estudio Christopher Sweeney, MBBS
Dana-Farber Cancer Institute
Boston, Massachusetts

La terapia de mantenimiento con olaparib retrasa el crecimiento del cáncer pancreático metastásico con mutaciones del BRCA

Un ensayo clínico de fase III llamado POLO demostró que usar olaparib (Lynparza) después de la quimioterapia inicial evitó que el cáncer de páncreas (en inglés) metastásico vinculado a una mutación del gen BRCA (cambio) empeorara durante un período más prolongado. Las mutaciones del gen BRCA son heredadas y aumentan el riesgo de tener otros varios tipos de cáncer, incluidos cáncer de ovarios, cáncer de mama y cáncer de próstata. Alrededor del 5 al 6 % de los casos de cáncer pancreático se producen por una mutación del gen BRCA.

Olaparib es un tipo de terapia dirigida llamada inhibidor de PARP. Los inhibidores de PARP bloquean una enzima que repara el ADN dañado en el interior de las células cancerosas, lo que produce la muerte celular y retrasa o detiene el crecimiento del tumor. Olaparib está aprobado por la FDA como un tratamiento para el cáncer de mama y el cáncer de ovarios relacionados con una mutación del gen BRCA.

Este estudio incluyó a 154 personas con cáncer pancreático metastásico que ya habían recibido quimioterapia. Cuatro a 8 semanas después de finalizada la quimioterapia, todos los participantes recibieron olaparib o un placebo. Un placebo es un fármaco inactivo.

Los investigadores descubrieron que la terapia de mantenimiento con olaparib evitó que el cáncer empeorara durante casi 4 meses más que el placebo. Una terapia de mantenimiento (en inglés) es el tratamiento contra el cáncer con medicamentos, por lo general, después de una ronda inicial de tratamiento. Después de 1 año, casi el 34 % de las personas que tomaban olaparib no presentaron signos de crecimiento de la enfermedad en comparación con casi el 15 % de las que tomaban un placebo. Además, en más personas que tomaban olaparib, el cáncer dejó de crecer después de 2 años (alrededor del 22 % en comparación con alrededor del 10 %). En general, olaparib redujo el riesgo de que la enfermedad empeorara en un 47 %.

Olaparib se vinculó con efectos secundarios más graves: el 40 % de las personas que tomaban el fármaco tuvieron efectos secundarios, en comparación con el 23 % de las que tomaban placebo. Alrededor del 6 % de los participantes dejó de tomar olaparib debido a estos efectos secundarios, en comparación con un poco menos del 2 % de los que recibían placebo.

¿Qué significa esto? Usar olaparib como terapia de mantenimiento puede retrasar el crecimiento del cáncer pancreático metastásico en personas con una mutación del gen BRCA y puede convertirse en una nueva opción de tratamiento en el futuro para algunos pacientes con este tipo de cáncer.share on twitter

“POLO es el primer estudio aleatorizado de fase III que ha establecido un enfoque basado en biomarcadores en el tratamiento del cáncer pancreático metastásico, y abre la puerta a una nueva era de atención personalizada para este cáncer difícil de tratar. Aproximadamente, 1 de cada 5 pacientes respondió al olaparib durante una mediana de 2 años, lo que es verdaderamente destacable para el cáncer pancreático metastásico. En el caso de los pacientes con cáncer de páncreas metastásico generado por BRCA, puede que veamos un cambio en la trayectoria de la enfermedad de los pacientes”.

—  autora principal del estudio Hedy L. Kindler, MD, FASCO
University of Chicago Medicine
Chicago, Illinois

Los ingresos, el tipo de seguro de salud y el lugar de tratamiento afectan al tiempo que viven las personas con mieloma múltiple

Un estudio reciente que analiza información de la base de datos nacional del cáncer descubrió que ciertos factores socioeconómicos, en especial vivir en un área de mayores ingresos, tener un seguro de salud privado y recibir tratamiento en un instituto académico, están vinculados a cuánto viven las personas con mieloma múltiple (en inglés) después del diagnóstico.

Para este estudio, los investigadores recopilaron información de 117,926 personas con mieloma múltiple entre el 2005 y el 2014. Descubrieron que los siguientes factores socioeconómicos contribuyen a cuánto tiempo sobrevivían las personas:

  • Centro del tratamiento. Las personas que recibieron tratamiento en una institución académica tuvieron un 49 % más de probabilidades de sobrevivir.

  • Ingresos regionales. Las personas que vivían en áreas en las que la mediana de los ingresos era de $46,000 o más al año tuvieron un 16 % más de probabilidades de sobrevivir en comparación con las que ganaban menos. La mediana es el punto medio, lo que significa que la mitad de los ingresos en estas regiones era mayor y la otra mitad, menor.

  • Seguro. Las personas con seguro de salud privado tuvieron un 59 % más de probabilidades de sobrevivir que las que tenían Medicaid y un 62 % más de probabilidades que las que no tenían seguro. Las personas de 65 años o mayores que tenían seguro privado vivieron más tiempo que las que solo tenían Medicare.

  • Salud general. Los investigadores utilizaron el Índice de Comorbilidad de Charlson, que predice el riesgo de muerte en el plazo de 1 año después de la hospitalización para personas con múltiples enfermedades crónicas. Un puntaje menor se vinculó a una mayor probabilidad de sobrevivir.

  • Distancia viajada. Más personas con seguro privado viajaron más de 120 millas hasta un centro de tratamiento en comparación con las personas que tenían Medicare o Medicaid.

Según los investigadores, estos hallazgos sugieren que es posible que las personas de bajos ingresos tengan mayores dificultades para costear los medicamentos que se utilizan para tratar el mieloma múltiple, que pueden ser muy caros. Además, a menudo las personas necesitan continuar tomando estos fármacos a largo plazo para evitar que el cáncer reaparezca. Es posible que las personas que tienen dificultades para pagar sus medicamentos sean más propensas a detener o pausar el tratamiento, lo que puede reducir su eficacia.

¿Qué significa esto? El tratamiento a largo plazo y los medicamentos costosos pueden ser una carga financiera significativa para muchos pacientes con mieloma múltiple. Los pacientes deben hablar con su equipo de atención médica acerca de cualquier recurso disponible que pueda ayudarlos a enfrentar esta carga, incluidos programas de asistencia de viajes y medicamentos y otros tipos de apoyo.share on twitter

“Con el constante aumento de los costos de la atención médica, es importante destacar la presencia de una desventaja de la supervivencia para las personas que no pueden cubrir los costos de su tratamiento. Los precios de fármacos orales contra el cáncer han aumentado rápidamente, en especial para pacientes y sobrevivientes de mieloma múltiple, por lo que debemos tomar medidas para limitar y revertir la disparidad para quienes no pueden costear un seguro privado o quienes tienen menores ingresos”.

—   autor principal del estudio Kamal Chamoun, MD
University Hospitals Seidman Cancer Center
Cleveland, Ohio 

Dos estudios demuestran que la Ley de Cuidado de Salud Asequible ha tenido un impacto positivo en la atención del cáncer

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) es una ley de atención médica de los EE. UU. que se aprobó en 2010 y que, desde entonces, extendió el acceso a seguro y atención médica para muchas personas. En 2010, alrededor del 16 % de los estadounidenses no tenían seguro, pero para el 2016, ese número bajó al 12 %. Dos estudios nuevos y por separado sugieren que la ACA ayuda a las personas a recibir tratamiento más temprano y mejora la igualdad de la atención.share on twitter

La ACA produjo diagnósticos más tempranos y tratamiento contra el cáncer de ovarios

Un análisis de la información de la base de datos nacional del cáncer descubrió que un mayor número de mujeres con cáncer de ovarios tenía más probabilidades de recibir un diagnóstico temprano y de iniciar el tratamiento antes, una vez que la ACA entrara en vigencia.

Para este estudio, los investigadores primero recopilaron información de 35,842 mujeres que tenían un diagnóstico de cáncer de ovarios y que recibieron tratamiento entre el 2004 y el 2009, es decir, antes de que la ACA entrara en vigencia (antes de la ACA). Luego, compararon esta información con la información recopilada de 37,145 mujeres que tenían un diagnóstico de cáncer de ovarios y que recibieron tratamiento entre el 2011 y el 2014, es decir, después de que la ACA entrara en vigencia (después de la ACA).

Para analizar esta información, los investigadores observaron cuál era la etapa del cáncer al momento del diagnóstico y cuánto tiempo pasó hasta que se inició el tratamiento. Luego, compararon la información de mujeres de entre 21 y 64 años de edad con la de mujeres mayores de 65 años, que tenían acceso a Medicare y tenían más probabilidades de tener un seguro de salud tanto antes como después de que se implementara la ACA.

Los investigadores descubrieron que la cantidad de diagnósticos en una etapa temprana fue casi un 2 % más elevada después de la ACA en mujeres de entre 21 y 64 años de edad en comparación con las mujeres mayores de 65 años. Las mujeres en este rango de edad también tuvieron alrededor de un 2 % más de probabilidades de iniciar el tratamiento en un plazo de 30 días desde el diagnóstico después de la ACA. También descubrieron que las mujeres de entre 21 y 64 años de edad con seguro público se beneficiaron más, con un aumento de alrededor del 3 % de los diagnósticos en etapa temprana y tratamiento oportuno. Asimismo, estas mejoras se observaron independientemente de la raza, los ingresos o el nivel de educación.

Aunque los porcentajes de mejora después de la ACA que se observaron en este estudio son bajos, los investigadores explican que estos valores significan que casi 400 mujeres más obtuvieron un diagnóstico más temprano, en una etapa más tratable del cáncer de ovarios.share on twitter

En general, más del 75 % de las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovarios en etapa temprana vivieron 5 años o más en comparación con menos del 30 % de las mujeres diagnosticadas en una etapa avanzada, lo que destaca la importancia del diagnóstico temprano.

¿Qué significa esto? Este estudio demuestra que el acceso a un seguro de salud afecta qué tan pronto algunas mujeres reciben un diagnóstico y con qué rapidez pueden iniciar el tratamiento para el cáncer de ovarios.

“Detectar y tratar el cáncer de ovarios en una etapa inicial salva vidas y reduce los costos de la atención médica en comparación con el tratamiento del cáncer en una etapa más avanzada e incurable. Tener un seguro de salud desempeña un papel importante en determinar si una mujer tiene acceso o no a proveedores de atención médica que pueden monitorear los síntomas y, de ser necesario, actuar a partir de dichos síntomas”.

—   autora principal del estudio Anna Jo Smith, MD, MPH
Johns Hopkins Medicine
Baltimore, Maryland

La expansión de Medicaid permitió el tratamiento oportuno del cáncer y mejoró la igualdad racial de la atención

En un estudio diferente, la información de 30,386 registros médicos electrónicos de personas con cáncer en todos los Estados Unidos reveló que las personas de raza negra tenían más probabilidades de recibir tratamiento en un plazo de 30 días después de un diagnóstico de cáncer en los estados que aumentaron el acceso a Medicaid debido a la ACA. Estudios anteriores demostraron que las personas de raza negra en los Estados Unidos se enfrentan a la mayor cantidad de disparidades médicas raciales. Los resultados de este estudio muestran un gran paso para mejorar el acceso a la atención médica y para reducir disparidades. Disparidades médicas se refiere a las desigualdades en la atención entre minorías raciales y étnicas.

A partir del 2014, la ACA permitió que estados de los EE. UU. ampliaran sus programas de Medicaid para poner seguros de salud a disposición de una mayor cantidad de personas. En los estados participantes, Medicaid proporciona cobertura de atención médica para personas con ingresos muy bajos.           

El objetivo de este estudio fue evaluar si la ampliación de Medicaid relacionada con la ACA afectó qué tan pronto las personas con cáncer avanzado o metastásico comenzaron el tratamiento después de recibir un diagnóstico, y comparar las diferencias entre grupos raciales. Los investigadores analizaron información de personas de entre 18 y 64 años de edad que recibieron un diagnóstico entre el 2011 y el 2019 y dividieron esos registros según si el estado en el que vivían había ampliado Medicaid. La información provenía de la base de datos derivados de registros médicos electrónicos de Flatiron de 280 clínicas de cáncer en todo el país.

Los investigadores hallaron que antes de la ampliación de Medicaid, las personas de raza negra tenían casi un 5 % menos de probabilidades que las personas de raza blanca de iniciar el tratamiento en un plazo de 30 días desde el diagnóstico del cáncer. Después de la ampliación de Medicaid, hubo un aumento del 6 % en la cantidad de personas de raza negra que iniciaron el tratamiento en un plazo de 30 días desde el diagnóstico en comparación con un aumento del 2 % en las personas de raza blanca.

¿Qué significa esto? La ACA ha permitido que más personas tengan acceso a un seguro de salud y es posible que haya ayudado a igualar la atención para muchas personas que se encontraban en una posición de desventaja.share on twitter Esto permite que más personas con cáncer obtengan un diagnóstico y reciban tratamiento en una etapa más temprana, lo que puede mejorar sus probabilidades de vivir durante más tiempo.

“Muchos estudios han descrito las desigualdades raciales que existen en el cáncer, pero pocos han demostrado qué tipos de intervenciones mejoran la igualdad de la atención médica; ahora tenemos evidencia de que la ampliación de Medicaid puede mitigar ciertas desigualdades en la atención médica. También sabemos que la incertidumbre de tener un seguro de salud, en especial para personas con un diagnóstico reciente de cáncer, puede marcar una gran diferencia al momento de obtener atención adecuada de forma oportuna”.

—   autora del estudio Amy J. Davidoff, PhD, MS
Yale School of Public Health
New Haven, Connecticut

Manténgase informado

  • Visite Cancer.Net Blog a diario para acceder a más informes de Chicago. También puede mantenerse informado de las novedades de la Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology siguiendo a Cancer.Net en Facebook y Twitter.
  • Además, puede seguir el hashtag #ASCO19 en Twitter para obtener más información sobre las investigaciones de esta reunión.
  • ¿Le gusta lo que leyó aquí en Cancer.Net? Regístrese para recibir nuestro boletín electrónico Inside Cancer.Net todos los meses.





Source link

 

Add Comment